Sep 292011
 

Un reciente informe sitúa a Laredo como el segundo municipo de España donde mejor se vive.

La Universidad de Oviedo se apoya su estudio en indicadores como la oferta de ocio y servicios, el nivel en educación, la limpieza o las zonas verdes.

Puerto de Laredo

Nuevo Puerto de Laredo

La oferta de servicios, la de cultura y ocio, la existencia de rincones como los de la Puebla Vieja, la de estampas como la de la playa de La Salvé, o recreaciones como el reciente desembarco de Carlos V no suelen pasar desapercibidos para los turistas que arriban a Laredo para alojarse. Ahora, esta aptitud para erigirse como morada perfecta también la refrendan los datos.

Y es que el municipio pejino es todo un subcampeón en calidad de vida. Más concretamente, el segundo de toda España en el que mejor se vive. Es la afirmación que se desprende de un nuevo trabajo denominado como ‘Ránking de calidad de vida de los municipios españoles’, efectuado por uno de los departamentos de investigación de la Universidad de Oviedo, y que se publicó recientemente en la revista especializada Economía Aplicada.

El estudio calibra el nivel de calidad de vida de los 643 municipios españoles que cuentan con más de 10.000 habitantes -según el Censo de Población y Viviendas del año 2001, el último disponible y el que se utilizó como base del trabajo-. En el caso de Cantabria, se analizaron un total de diez entidades: Santander, Torrelavega, Camargo, Castro Urdiales, El Astillero, Piélagos, Laredo, Santoña, Los Corrales de Buelna y Reinosa. Los tres investigadores que participaron en el informe -Eduardo González, Ana Cárcaba y Juan Ventura- establecieron una compleja metodología con toda una serie de indicadores relevantes y comparables entre todos los municipios españoles.
Se tomaron en consideración un total de diecinueve variables. Once de ellas incidían en aspectos positivos tales como la condición socioeconómica media, cuota de mercado comercial, instalaciones culturales y deportivas, centros sanitarios, centros educativos, centros sociales, nivel medio de educación, estudios no obligatorios, graduados universitarios, superficie útil media y las condiciones de las viviendas. Otros nueve indicadores insistían en aspectos negativos: tasa de paro, contaminación ambiental, falta de zonas verdes y parques, falta de limpieza en las calles, contaminación acústica, índices de delincuencia y vandalismo, malas comunicaciones o los amplios márgenes de tiempo en los traslados. En estos casos, puntuaron más los municipios con valores más reducidos.
Por detrás de Pamplona
Laredo aparece clasificado en segundo lugar, únicamente situado por detrás de la ciudad de Pamplona, habitual en lo más alto de este tipo de ránkings de bienestar. Entre los diez mejores municipios se encuentran casos como los de Soria -tercero-, Jaca o la entidad vizcaína de Getxo. En relación con los que cuentan con más de 100.000 habitantes, Santander aparece en la decimoquinta posición, aunque clasificado más allá del puesto 100 en total.
Resulta curioso y destacable un hecho. Ninguna de las diez ciudades más grandes de España se encuentra entre las 50 mejores del ránking. Barcelona es la única que se cuela en el ‘top 100’. Está posicionada en el puesto 75. Por detrás, Bilbao (106), Valencia (170) o Zaragoza (194). La capital, Madrid, se localiza en el puesto 246. En contraste, la otra cara de la moneda. Según los datos del estudio, el municipio español en el que peor se vive es el gaditano de Sanlúcar de Barrameda.
Una vez agrupados por autonomías, los resultados muestran que las situadas en el norte y centro de la península alcanzan los mayores niveles en calidad de vida. Navarra, Aragón, La Rioja o el País Vasco se encuentran a la cabeza, mientras la comunidad de Cantabria obtiene, según este indicador, la sexta posición. Las peor paradas son Canarias, y las situadas en el sureste peninsular -caso de Murcia o Andalucía-, junto a las dos ciudades autónomas de Ceuta y Melilla.